Así actúan las disidencias de las Farc en TikTok

7 minutos
7/5/2024
Así actúan las disidencias de las Farc en TikTok

“Voy a perderme por los duros caminos de mi dura vida guerrillera”, se oye en la canción que suena de fondo en un video que acumula cerca de 50.000 reproducciones en TikTok y en el que aparece una joven vestida de camuflado. En otra pieza, la misma mujer baila en su habitación mientras se escucha una canción que saluda y celebra a dos frentes guerrilleros en Colombia.

A lo largo de cuatro semanas, el servicio de la BBC Monitoring identificó más de cincuenta cuentas en TikTok asociadas a presuntos miembros del Estado Mayor Central (EMC) de las Farc-EP, una disidencia de la guerrilla desmovilizada tras los acuerdos de paz en Colombia de 2016.

Analizamos parte de estos contenidos para comprender cómo están interactuando estos usuarios en la plataforma y los desafíos de moderación de esta ventana digital del conflicto armado colombiano.

En TikTok, las referencias a la guerrilla no son siempre explícitas, a diferencia de lo que ocurre en Facebook, como lo observamos hace unos meses en alianza con La Silla Vacía. En este último espacio los usuarios no buscan disimular su afiliación e incluso indican en sus biografías que hacen parte las EMC; en TikTok el lenguaje es más velado y las alusiones aparecen de otras formas.

A falta de emojis que representen la la lucha armada, los usuarios han optado por estirar el significado de los que están disponibles. Por ejemplo, varias piezas utilizan, tanto en las descripciones como en los videos, el emoji del ninja, en el que figura una persona con el rostro cubierto y una sable colgada en su espalda, una posible alusión a los pasamontañas y los fusiles terciados que cargan en ciertas partes del país los miembros de grupos insurgentes.

Captura de pantalla de una publicación a favor del frente Jaime Martínez.

En TikTok, a diferencia de lo que observamos en Facebook, los usuarios no comparten comunicados oficiales del EMC ni hacen llamados abiertos para invitar a los jóvenes a unirse a sus filas. Sin embargo, el efecto que los contenidos de TikTok provoca en los usuarios parece ser una forma más exitosa de proselitismo.

“Soy guerrillero más no soy malo, como la gente suele decir, pues yo me vine hacia la montaña buscando forma de subsistir” dice la letra de El guerrillero, una canción de El Charrito Negro que algunos de estos contenidos utilizan. En una de las piezas, que acumula más de 45.000 reproducciones, se conmemora a un grupo de cinco personas armadas y uniformadas, quienes aparentemente fueron abatidos.

Dentro de los contenidos analizados hay al menos dos narrativas relevantes. Por una parte, algunas publicaciones aluden al trabajo duro de la lucha revolucionaria y de la vida agraria –en específico, del cultivo de coca– y presentan estas actividades como un ideal de esfuerzo y sacrificio. Por otra parte, los contenidos muestran una vida ostentosa a la que es posible acceder gracias a actividades ilegales.

No hay una aparente coordinación ni se sigue un libreto para posicionar al EMC en TikTok, sin embargo, los comentarios a los videos evidencian su potencial para el reclutamiento. A estas piezas, los usuarios responden con preguntas por información para ingresar a las filas, manifiestan su interés en hacerlo o expresan su apoyo a las disidencias.

Este fenómeno se suma al fortalecimiento de estas estructuras en ciertas zonas del país y al aumento del reclutamiento forzado. Esta semana, la Policía Nacional de Colombia informó que en el transcurso del año más de cien menores de edad han sido reclutados en el país. Entre otros, la entidad identificó estrategias en redes sociales para atraer a niños y niñas.

La infraestructura misma de TikTok permite que estos contenidos alcancen a un mayor número de personas. Si en Facebook las publicaciones en principio están limitadas al círculo de quien las publica, en TikTok esas piezas llegan más lejos si entran al motor de viralidad de esta red social: la Página Para Ti.

Al revisar parte de los contenidos del EMC en TikTok, la plataforma misma empezó a recomendar nuevas cuentas y publicaciones relacionadas con este grupo armado o con los cultivos de coca ubicados en lugares en los que tiene presencia, como el corregimiento de El Plateado, en el departamento del Cauca, o el de Llorente, en el de Nariño.

Las publicaciones de los integrantes de las disidencias podrían estar incumpliendo varios de las políticas de contenido de TikTok. Por una parte, las normas prohíben los contenidos que muestren armas de fuego “que no se utilicen en un contexto seguro o apropiado”.

Por otra parte, la norma de seguridad y civismo de la compañía prohíbe la presencia de organizaciones extremistas violentas u organizaciones criminales. De acuerdo con TikTok, las primeras son aquellas que usan o amenazan con usar la violencia contra civiles por motivos políticos o ideológicos, mientras que las segundas son grupos que cometen delitos graves como secuestros o tráfico de personas.

Aunque ambas políticas podrían ser aplicadas a estos contenidos, la falta de referencias explícitas a los grupos armados y el uso de términos de jerga o emojis exigen que haya un conocimiento suficiente del contexto local para detectar que efectivamente se trata de un incumplimiento.

Sebastián Martínez, vocero de las disidencias, le indicó a la BBC que no hay una intención de promover al EMC en TikTok y que por el contrario le han pedido a sus miembros no llamar la atención en esta plataforma. No obstante, las directrices oficiales tienen en contra la realidad de los integrantes de sus filas: jóvenes que han crecido con acceso a las redes sociales y que desean exhibirse allí.

Conversamos sobre este tema en The Documentary, un podcast de la BBC. Puedes escuchar el episodio completo aquí 🎧.

Por:
ir al home